Primero un paso, después el siguiente…

Nuestro alumnado cursa las materias de forma secuencial: primero una, después la siguiente… Sabemos que cursar materias de forma simultánea tiende a provocar sobrecarga en el estudiante. No queremos que eso suceda. Nuestro modelo se fundamenta en la secuencialidad. El alumno, cuando comienza, y durante una serie de semanas, concentra toda su atención en la primera materia del curso y realiza sus actividades. Una vez concluido ese tiempo, pasa a la segunda materia, y después a la siguiente.

Hemos comprobado que el nivel de aprovechamiento es mucho mayor con una estructura secuencial que no simultánea, ya que minimiza las distracciones y dispersión, y multiplica el rendimiento académico.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.