La objetividad y la transparencia nos conducen a la excelencia.

El sistema de evaluación objetiva evalúa el conocimiento y rendimiento del alumnado en todas las actividades, vinculándolas directamente a los resultados de aprendizaje de cada una de las materias que configuran el Plan de Estudios. La corrección y evaluación de las actividades se realiza en relación a 10 parámetros objetivos y transparentes.

La evaluación objetiva reduce la subjetividad del evaluador y minimiza las interpretaciones arbitrarias que se alejen de los resultados de aprendizaje que se evalúan, y que siempre son públicos y accesibles para el alumnado. Evaluación objetiva, directa y transparente es la mejor garantía de rigor académico.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.